Burritos mexicanos para una cena diferente

Con el calorcito tenemos más ganas de atrevernos a hacer nuevas recetas y probar platos diferentes. La gastronomía de otros países es una buena opción para degustar sabores y texturas de otros lugares.

Los burritos mexicanos son perfectos para una cena de verano entre amigos. Requiere un poquito de elaboración, pero el resultado lo merece. Además, es una receta que suele gustar a todos. ¿Te animás a hacerla?

¿Qué necesitamos para hacer unos burritos mexicanos?

Tortitas de maíz
Pollo o ternera
Pimiento verde y pimiento rojo
Cebolla
Pimienta blanca
Crema doble
Queso rallado para fundir
¿Cómo lo hacemos?

  • El secreto para que el condimento de los burritos quede perfecto es elegir bien los ingredientes y trocearlos correctamente, para que queden bien picaditos. Para hacerlo de una forma más cómoda y rápida, hemos utilizado una picadora como ésta. Introducimos en el recipiente las hortalizas una a una y la ponemos en marcha. En menos de cinco segundos, tendremos todo bien cortado.

 

burritos-mexicanos

 

  • En una sartén con aceite de oliva, añadimos las hortalizas y vegetales. Primero la cebolla y, a continuación, el pimiento rojo y verde. Cuando estén a medio hacer, añadimos el pollo, que previamente hemos cortado en tiras. También podemos hacerlo con ternera o alternar, para que haya para todos los gustos.
  • Cuando los ingredientes estén hechos, añadimos la crema doble, queso para fundir -a gustos- y la pimienta blanca. Bajamos el fuego y dejamos que los ingredientes se impregnen bien a la salsa.
  • Ahora solo falta rellenar nuestras tortitas de maíz. Las pasamos unos segundos por la sartén y colocamos el relleno en el centro para que no se salga y enrollamos. Otra opción es introducir durante unos minutos los rollitos montados en el horno, para que la masa quede crujiente. ¡Listos para servir!

Podemos acompañar estos deliciosos burritos mexicanos, con unas papas en gajo con una salsa de guacamole bien frequita. ¿Cómo lo hacemos? Aquí tienes los pasos:

  • Picamos la cebolla, las hojas de cilantro y el tomate a trozos bien pequeños en el triturador del procesador de alimentos o la picadora.
  • A continuación, tomamos unas paltas maduros; los partimos por la mitad y extraemos la pulpa con una cucharada. Los añadimos al procesador de alimentos, junto con el jugo de medio limón, sal y chile.
  • En función de nuestros gustos, podemos hacer un guacamole más homogéneo u otro menos triturado, donde se vean los trozos de los ingredientes.

guacamole-mexicano


La relación del jugo de naranja y el buen humor

Probablemente habrás comprobado en más de una ocasión que hay alimentos que tienen el poder de subir el ánimo hasta al más apagado de la sala. Y no, no nos referimos al chocolate, sino a uno más saludable, lleno de vitamina C. ¡El jugo de naranja! Reduce el estrés y la ansiedad y nos pone de buen humor y, precisamente, por estas dos razones de peso es más que recomendable tomar un vasito por la mañana, si lo que queremos es empezar el día con buen pie y llegar a nuestra oficina con una sonrisa bien grande. Y, además, podemos tomárnoslo con tranquilidad, porque resulta que las vitaminas no se esfuman tan rápidamente como nos han contado desde pequeños.

Llegan a aguantar hasta doce horas y sólo en condiciones extremas, como calentarlo a 120ºC, algo que no suele ser muy habitual, se pierden. Así al menos lo aseguran nutricionistas y médicos en el artículo ‘Recomendaciones de manipulación doméstica de frutas y hortalizas para preservar su valor nutritivo’ de la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética.

exprimido-con-mano

 

También la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas se hace eco de esta tesis. Así que dicho esto, creo que podemos bebernos el jugo con calma y disfrutar de su sabor. Es cierto que la vitamina C se oxida y que es más sensible a la luz solar y al calor, pero la pérdida no es tan inmediata como pensábamos.

Hay quien calienta la naranja en el microondas para conseguir más jugo y la verdad es que es una medida efectiva. Pero esta práctica no es muy recomendable, porque en estos casos sí que se pierde una parte de esa vitamina C, debido al calor de las microondas. Otra opción más saludable es contar con un exprimidor que nos ayude a sacar todo el jugo a nuestras frutas. De esta forma, llenaremos el vaso y no perderemos ni una vitamina de nuestro jugo.

¿Sabías que hay otros alimentos que tienen más vitamina C que la naranja?

fruta-roja

Hay alimentos con mucha vitamina C, como la guayaba

 

El kiwi, por ejemplo, es una de ellas. Por cada cien gramos aporta 90 mg de vitamina C; seguida de la fresa (60 mg) y la naranja (50 mg).

Hay también otras más exóticas, como la guayaba, cuyo aporte de vitamina C es siete veces superior al de las naranjas. Así que podemos sacar partido de nuestra juguera y disfrutar de otros jugos más tropicales, como el de guayaba. Además de tener un sabor exótico, que recuerda a la avellana, ofrece múltiples ventajas para el organismo tanto por su alto contenido en vitamina C, como por el aporte de fibra y potasio.

Además hay verduras y hortalizas, como el pimiento rojo y el perejil, muy ricos en vitamina C. En esta tabla puedes ver algunos ejemplos:

Alimentos con mucha vitamina C / Mg de vitamina C por cada 100 gramos
Guayaba / 300
Grosella negra / 200
Pimiento rojo / 190
Perejil  / 130
kiwis / 90
Fresa /  60
Naranja  / 50

Hay muchos alimentos con vitamina C, más allá de la naranja y el limón. ¡Conocer los nutrientes de cada alimento, nos abre muchas puertas en la cocina!  ¿Te apuntás?