Disfrutá de un momento agradable con un calientapiés

Hogar dulce, hogar. Este dicho es perfecto para el otoño, cuando comienzan a bajar las temperaturas y nos resguardamos más en casa. En los días de frío, lluvia y viento, hacemos más planes caseros como ver una película o una serie que está de moda mientras nos acurrucamos en el sofá. Son pequeños momentos que invitan a relajarnos y que necesitamos para alejar el estrés.

Para disfrutar de estos planes,  necesitamos también tener una temperatura agradable, que variará en función de los gustos de cada uno. Debemos tener una sensación de confort y, en ningún caso, pasar frío.

Hay quien dice que no importa lo abrigado que estés, que si tus pies están fríos de nada sirve… Y, al revés, si tus pies están calientes regularán la temperatura del resto del cuerpo.

calientapies

 

Los calientapiés son perfectos para esto. ¿Te imaginás leer un libro en el sillón o disfrutar de tu música preferida con los pies calentitos?

El calientapiés de Ufesa tiene una funda exterior muy suave y mullido. Para adaptarse a los gustos de todos, tiene un selector con el que podemos poner hasta tres temperaturas diferentes. Si nos relajamos demasiado y nos llegamos a dormir, el calientapiés tiene un apagado automático para garantizar nuestra seguridad. Después, de 90 minutos encendido se apaga solo.

¿Qué más ventajas tiene el calentador de pies?

Su tamaño es una de ellas. Mide 29 cm x 29 cm, por lo que podemos llevarlo a cualquier parte y meterlo en la maleta cómodamente si nos vamos de viaje a un lugar frío.

 

lavarropa

 

Además, podemos lavarlo la funda en la lavadora, para tenerlo siempre limpio de la forma más sencilla y rápida. 


7 tips para el cambio de armario en otoño

Parece que fue ayer cuando hablábamos de hacer el cambio de armario de cara al verano. Nuestro vestuario se llenaba de prendas ligeras, colores vistosos, trajes de baño, sandalias…

Pero han pasado ya tres meses, y toda una estación, que seguro que has aprovechado al máximo. Aunque las temperaturas agradables nos han acompañado durante el mes de marzo, parece que poco a poco va llegando el tiempo propio del otoño.

perchas

 

Toca sacar chaquetas, botas, zapatos, ropa de entretiempo y guardar todo lo que nos recuerde al verano.¡Llega el momento del temido cambio de armario!

En Ufesa queremos facilitarte esta tarea y, por eso, hemos recopilado estos consejos para que esta tarea sea más llevadera. Tu armario, en el que seguro que ahora conviven sandalias y botas, te lo agradecerá.

alergias-1Concibe tu cambio de armario como una forma de renovar tu vestuario: Esto es algo que siempre apetece. Vuelve a encontrarte con tus prendas y a recordarlas. Haz una lista con lo que necesitas comprar para combinarlas de otra manera y seguir llevándolas de una forma diferente.

alergias-2Saca toda la ropa de verano del armario: ahora que ya nos hemos puesto manos a la obra, con ganas de renovar nuestro vestuario, toca el paso más laborioso. Saca toda la ropa de verano –camisetas, camisolas, vestidos…- y plancha las prendas con un centro de planchado antes de guardarlas de nuevo. Así evitaremos que se formen arrugas acusadas durante mucho tiempo, que luego son muy complicadas de sacar. Este paso nos ayudará dentro de unos meses, cuando tengamos que volver a hacer el cambio de armario. ¡Tendremos la ropa en mejores condiciones!

alergias-3Decídete a donar las prendas que no llevas: a veces cuesta deshacerse de algunas prendas, pero es una práctica que, además de despejar el armario y dejar hueco, despeja también nuestra mente. Un truco para ayudarte a elegir las prendas que vas a donar es probarte las que no has llevado durante la pasada temporada. Este sencillo gesto te ayudará a decirte antes que si la ves sobre la cama.

buzos

 

alergias-4Limpia el polvo del armario antes de meter de nuevo la ropa: es un mueble que limpiamos con menos frecuencia y donde se acumulan ácaros. Para dejarlo impecable, te aconsejamos que pases la aspiradora, especialmente, por el zapatero o la zona donde dejamos el calzado, y repases después con un trapo húmedo y otro seco.

alergias-5Guarda la ropa de verano en el altillo del armario o en cajas: la ventaja de esta ropa es que ocupan poco espacio, así que no necesitamos muchas baldas para almacenarlas. El altillo es una buena opción, ya que está fuera de la vista durante todo el invierno y luego en verano, cuando toque de nuevo hacer el cambio de armario, te hará ilusión encontrarte con prendas, de las que casi no te acordabas.

alergias-6Ropa de entretiempo: no debemos olvidar que hay prendas, como camisetas de manga corta o básicos, que llevamos durante todo el año. Por eso, está bien tenerlas a mano y no guardarlas con el resto de ropa. Te aconsejamos que te dejes una estantería para ella. Sobre todo, en estos meses de otoño, cuando solemos llevar muchas capas.

ventajascentroplanchado

 

alergias-7Ordena tu ropa de invierno por tipos: las prendas de invierno son mucho más voluminosas que las de verano, ocupan más espacio en nuestro armario y, por eso, debemos ser todavía más organizado. Separar la ropa por tipos ayudará a conseguirlo y hará que encontremos la prenda que buscamos más rápidamente. Es probable que la ropa, aunque la hayamos guardado bien, tenga alguna arruga, así que tocará eliminarlas con una plancha potente.

Con un centro de planchado, lo haremos más rápidamente y con menos esfuerzo, ya que las prendas de invierno, al ser un tejido más fuerte, necesitan más potencia en algunos casos para plancharlos.

Para evitar arrugas y, si tienes espacio,  cuelga los jersey y camisas en perchas, así como los vestidos y las chaquetas. Las camisetas que suelen arrugarse menos podemos doblarlas y colocarlos fácilmente en el armario.

Manos a la obra!!!

 

 


Ventajas de tener una manta eléctrica en invierno

Imagínate por un momento leyendo un libro dentro de la cama, disfrutando de la historia al tiempo que sientes una sensación de calor muy agradable. Este pequeño acierto se llama manta eléctrica o calientacamas.

Seguro que en más de una ocasión has experimentado esa sensación de abrir la puerta de una casa que ha estado vacía durante unas semanas y comprobar que el frío se ha colado hasta dentro. Por ello si vas a la montaña esta Navidad, la manta eléctrica puede ser una buena opción para combatir el frío, dentro y fuera de la cama.

En invierno es difícil no encontrar en todos los sofás una mantita con la que arroparnos mientras vemos una película o leemos un libro. Y si esa mantita desprende calor, todavía mejor. Para los sofás y las camas de esas casas de montaña, rodeadas de nieve, estas mantas eléctricas son indispensables. Y lo mismo ocurre con el calientacamas: la mejor opción para conciliar el sueño y dormir plácidamente.

 

¿Cuáles son las ventajas de los calientacamas? ¡Te damos cuatro!

  1. El calor incita al sueño

No hay nada más relajante que el calor. No sólo nos ayuda a destensar los músculos y a aliviar el dolor de posibles contracturas, sino que nos ayuda a conciliar el sueño y a calentar nuestra cama los días más duros del invierno. Las mantas térmicas tienen un mando con tres temperaturas. Primero podemos precalentar la cama antes de irnos a dormir y, luego, reducir la temperatura hasta sentirnos cómodos. 

  1. Calientacamas de distintos tamaños

Existen calientacamas para camas individuales, de 90 centímetros, y otros dobles para camas grandes. Estos últimos tienen dos mandos independientes para controlar la temperatura. Algo realmente útil, ya que cada uno tiene una sensación térmica y unas preferencias. De esta forma, tu pareja podrá seleccionar una temperatura y tú otra.

  1. Podemos usarlos mientras dormimos porque tienen desconexión automática

Y si con tanta relajación nos quedamos dormidos, no debemos preocuparnos. Estos modelos incluyen una desconexión automática. Se desconectan solos a las 12 horas de uso, para nuestra seguridad, ante posibles olvidos.

  1. Se pueden lavar fácilmente

Ésta es otra de las ventajas de los calientacamas. Se pueden lavar fácilmente en la lavadora. Tan sólo tenemos que separar previamente la conexión eléctrica. Están hechos de algodón, un material de larga duración que hace que nuestro calientacamas se conserve perfectamente.