Disfruta con los pequeños de la casa de una tarde de cocina

Sorprende a los más pequeños con estas cenas tan divertidas con las que no dejarán bocado. Cuando tenemos niños en casa, las comidas son un momento crucial. Buscamos una dieta equilibrada para que no les falte ningún nutriente con recetas saludables.

Pero queremos, además, que sean recetas divertidas y creativas, para que los niños no se aburran y coman con ganas.
Ahora que en verano es tiempo de comidas frescas, te damos 3 ideas. Son recetas sencillas que podrás preparar con ellos en una tarde de cocina.

Estrella con glamour

A esta estrella no le falta encanto; es divertida y fácil de hacer. Eso sí, necesitamos un cortador de galleta con forma de estrella, que podemos encontrar en cualquier tienda de utensilios de cocina.

 

estrella-lechuga

  • Con el cortador, hacemos la forma de estrella en una rebanada de pan. Para que la base sea más sólida y manejable, tostamos un pelín la tostada con el tostador, sin que llegue a quedarse muy rígida.
  • Repetimos la operación con una feta de queso y otra de jamón o pechuga de pavo, al gusto del consumidor. Utilizamos cortadores más pequeños para que luego al colocarlos sobre la tostada se vean y destaquen.
  • Ahora toca poner cara a nuestra estrella. Para los ojos, utilizamos unas aceitunas negras y tomate para los labios y las mejillas. Decoramos el plato con unas hojas de lechuga y ya tenemos este entrante con glamour.

Mouse mini

Es un pequeño detalle, pero marca la diferencia. No es lo mismo un bocadillo normal y corriente, que uno con cara de animalito. En menos de cinco minutos, podemos darle forma y sacar la sonrisa de los peques.

 

sandwich-con-cara

  • Con tres aceitunas -dos verdes y una negra- y un tomate hacemos los ojos y el hocico.
  • A continuación, hacemos dos agujeritos en el pan de hamburguesa y con dos fetas de jamón hacemos las orejas. Ahora sólo falta ver la cara de tu hij@ al ver esta rica merienda.

Gatito y cerdito de arroz

En esta receta, vamos a utilizar de base el arroz, clave en la dieta de los niños, que necesitan una dosis de energía para poder saltar y correr tanto como deseen.

 

arroz-cerdito

  • Con un molde circular, hacemos la forma de la cara del cerdito. Hemos utilizado aceitunas, tomate, pepino y pechuga de pollo para hacer la cara y pescado frito -o pechugas empanadas- para las orejas.
  • En el caso del gatito, hemos usado los mismos ingredientes, junto al pepino o la aceituna negra para hacer unos ojos gatunos.